Recién nacido

¿Han tenido un bebé? ¡Qué podría ser más importante en la vida de todas las familias! Los primeros días son momentos inolvidables que quedaran en nuestra memoria. ¿Momentos? ¡Exacto! Más tarde, esos bebés irán creciendo y desarrollándose, pero, como estaban en esas dos primeras semanas de su vida, eso nunca volverá. Parece algo tan mágico, que queremos hacer fotos a cada minuto que pasa. Pero, un secreto profesional es que el mejor momento para la primera sesión de fotos de su bebé es entre los 5 y 15 primeros días. Se dice que en los primeros días de vida, el recién nacido no es consciente de su nuevo estado. Él duerme profundamente y es muy flexible, lo que nos permite colocarlo en una pose conocida para el retoño, tal y como se encontraba en el vientre de su madre. Bebé dormido dulcemente en una sesión de fotos es la clave para un buen resultado. Durante este tiempo podemos cambiarlo de ropa, accesorios, fondo, poses… El estudio se prepara de antemano. Todo es importante: desde los accesorios y colores, hasta la temperatura del ambiente y la música. Pero no siempre inmediatamente después del nacimiento de un bebé los padres tienen el tiempo y la oportunidad de venir al estudio. En este caso, se puede salir y hacerlo en el mismo domicilio. ¡No se preocupe ¡ Será la misma calidad de fotos. Todos los equipos y accesorios necesarios para la sesión los llevo conmigo. Sólo necesito un espacio delante de la ventana. La duración de la sesión de fotos es de 2 a 3 horas, con las escapadas para el descanso y la alimentación. A través de un enfoque responsable y profesional, el primer álbum de fotos de su bebé será una verdadera obra maestra. ¡No se arrepentirán¡.